domingo, 5 de junio de 2011

LO QUE PUDO SER Y NO FUE.

De entre todas las actrices porno que he conocido ya sea en persona o virtualmente, hubo una que me hechizó desde el primer momento por su personalidad fresca, su forma de vivir la vida y la forma meridiana que tenía de decir las cosas. Me referio a Bianca Jebi.

Bianca entró en el porno para follar, disfrutar y ganar pasta y con el paso del tiempo se convirtió en un jueguete roto de ese mundillo, saliendo de él asqueada por completo.

Vivió lo mejor y lo peor del porno. Las envidias, la falsedad, la competencia feroz....en definitiva, lo voraz y cruel que puede llegar a ser ese mundo.

Desde aquí la mando un fuerte beso esté donde esté y esté haciendo lo que esté haciendo.

Os copio unas reflexiones en las que se sinceraba con todos. No tienen despedicio.....

"Cuando me metí en esto hace dos años lo hice con la única intención de pasarlo bien, ganar un dinerito y hacer cosas diferentes. Ni tenía la pretensión ni las cualidades para ser una estrella del porno. Trabajé lo mejor que pude, fui puntual y seria, nunca caprichosa. Me divertí, gané dinero e hiece que otros lo ganasen más todavía conmigo (que los que pagan siempre olvidan eso…). Entré en el mundo de los locales de ambiente, salgo en carátulas de dvds y en revistas, participé en programas de televisión, rodé algún vídeo musical, viajé mucho y follé más. Y también recibí con ilusión y alegría miles de mails de apoyo, con proposiciones, con saludos y con críticas constructivas. Por suerte mi bandeja de entrada está limpia de malos rollos.

Pero también conocí la otra cara. Un mundillo lleno de envidias, critiqueos y puñaladas de gente que, encima, me importaba una mierda. Fue triste evitar toda la vida a este tipo de gente (en el instituto, en el barrio, en los curros) para encontrarme totalmente rodeada por ellos. Gente que te lame el culo para que trabajes en sus shows pero que sabes que cuando te das la vuelta te ponen a parir, al igual que hacen con los demás en tu cara cuando no están (pues adios). Niñatos y niñatas pretenciosos que van de fashion y que no saben hacer la o con un canuto, que te ponen de puta para arriba porque reconoces abiertamente que te mola follar cuando acaban de comerse cinco pollas en un rodaje (ah, pero es porno, soy elegante, jajaja), y que luego entregan el culo por un papel de mierda. A esta gente es que ni les di bola. Pero lo que más duele es la actitud de la que consideras buena gente, con la que trabajas a gusto dándolo todo y que, de un día para otro, se dan la vuelta “ay, Bianca, qué simpática eres, da gusto hablar contigo, quiero que salgas en mi próxima peli, contigo trabajar es muy fácil…” y luego pasan de ti sin darte una explicación.

Como comprenderán, lo mejor es pasar, pero yo prefiero evitarlo todo, pasar está bien, pero todos los días lo mismo cansa y yo no tengo necesidad.

Y con el tema de los lectores y el blog es lo mismo. En putalocura ponía la imagen a un blog muy radical y eso me trajo cosas buenas y malas. Lo triste es que la gente creyera todo lo que ahí se publicaba. Pienso que hay que ser un poquito más espabilado, ¿o también se creen las publicidades y todo lo que ven en televisión? No me arrepiento porque lo hice por diversión y, al fin y al cabo, cuando la gente me preguntaba directamente sobre algunos temas les di respuestas que consideré más normales. Luego comencé con el mío y estuvo muy bien. Poder decir lo que me apetecía fue muy relajante. Pero ya se hace pesado. Abrir cada día cinco mails de tíos que me enseñan la polla, que me quieren follar, que se hacen los graciositos o que me dicen todo tipo de obscenidades no mola. Yo soy una persona normal y esto quema. No lo digo de creída ni mucho menos. Esta gente manda estos mails a ver si cuela, no porque yo sea la tía más buena del mundo. Creen que porque me mola follar y el sexo (COMO A TODO EL MUNDO) y lo digo abiertamente, me voy a comer cualquier polla que me ofrezcan y a abrir las patas al primero que me lo pida. Joder, me mola el sexo pero con gente que me guste.

Pero más allá de lo sexual y la diversion, lo más pesado es cuando la gente se pone a hacer juicios de valor: “qué pensaran tus padres”, “qué vergüenza/pena tu familia”, “eres una puta y no sirves para nada”, “ojalá pilles el sida”, “nadie te va a querer con lo asquerosa que eres”… Evidentemente, todo esto me la suda bastante, más pena me da a mí la gente que se pone a opinar sin tener ni puta idea. Pero es volver a lo mismo de siempre, no me voy a poner a disertar sobre si ellos son mierda porque me critican sin dar la cara y yo tengo derecho a hacer esto porque lo hago de forma gratuita y es sólo una faceta de mi vida que nada tiene que ver con la privada.

Pero es gratuito y cansa. Ni me lo merezco ni me compensa.

Por todo esto es que he dejado de publicar. Me da pena por un lado porque me quedó mucho por hacer, tenía muchas ideas que nunca grabaré ni llevaré a cabo. Pero también pienso en la vida que quiero llevar, la tranquilidad ante todo, que las personas con las que voy a diario no son de este mundillo y acaba siendo pesado Bianca por aquí, dedo señalando…, así que he tenido que elegir.

Lo único que sigo haciendo es emitiendo por la webcam. Ahí es más tranqui. Entra el que quiere y el que no, pues no. Muchos de los clientes que entran ni me conocen y eso hace que el curro sea mucho más fácil. Pero también hay muchísimos de ustedes que entran, dicen que me conocen, charlamos, les hago el show que me piden, respondo a lo que me preguntan y lo pasamos bien.

En fin, espero que lo entiendan."


Extractado de su blog : Biancajebi.com 



EL MISMO PERRO CON DIFERENTE COLLAR.

Parándome a pensar, me he dado cuenta de la doble moral que impera en nuestra sociedad y más aun en un mundillo que en teoría, por lo que es y lo que hace, debería ser un entorno liberal y abierto.

Me refiero al mundo del porno. Todos sabemos o si no os lo digo yo, que muchas actrices del porno se dedican además de a sus escenitas, a la prostitución, pero muchas de ellas por miedo al qué dirán, a perjudicar sus carreras......lo niegan en público, mientras entre bastidores ejercen cual meretriz.

Yo me he follado a unas cuantas actrices porno del panorama nacional y lógicamente, por respeto a ellas, que no quieren que su nombre se relacione con la prostitución y por supuesto, para evitar alguna demanda o movidas de esas, obviare sus nombres.

Pero…….¿qué diferencia hay en follar delante de una cámara o con un desconocido? Al fin y al cabo, en ambos casos  se ofrece un cuerpo para el sexo a cambio de dinero y me remito a unas declaraciones de la actriz porno Sophie Evans:

"la diferencia entre una actriz porno y una puta es que las actrices cobran por simular que tienen sexo real con los actores, mientras que la puta cobra por dar placer al hombre…”

Un saludo.